Zona de Reflexion: Sitio web de Dulce Salas-Pereira
Featured Anisedad al Comer

Anisedad al Comer

Ya están aquí los días en que vuelven los trajes de baño en playas y piscinas. En este sentido, hablaremos de lo que nos pueden estar diciendo esos kilitos de más.

Una de las características más notorias en los pacientes con sobrepeso o con descontrol al comer, que han acudido a mi consulta, es que confunden entre su verdadera hambre y sus ansias de comer.

¿Comprarías comida de canario para tu perro? ¿Si tienes dolor de cabeza, comprarías crema para las manos para calmar tu dolor? Creo que la mayoría debe haber respondido “NO” a ambas preguntas. Lo mismo sucede con el hambre y las ansias por comer (o ansiedad manifestada a través de la comida).

La ansiedad y el estrés tienen tres manifestaciones: cognitiva o de pensamiento, fisiológica o corporal y motora de acción. La ansiedad ante la comida o el acto de comer, es una manifestación fisiológica de la ansiedad, por su parte, la compulsión por la comida es una manifestación motora. Cuando una persona está ansiosa, puede acudir a la comida, al sexo o a la relajación para calmar la ansiedad, el problema es que tanto el uso del sexo como de la comida con éste fin, tiene repercusiones negativas. Es por esto que, ante la ansiedad, la mejor arma para combatirla es LA RELAJACIÓN.

Si lo que sientes es hambre, porque son las 7:00am. las 12:00m o 7:00pm (y no has comido) no es adecuado hacer una sesión de relajación para calmar el hambre ¿verdad? Lo aconsejable es ingerir alimentos para mantener el cuerpo sano y de esta manera, el hambre “real” disminuirá -o desaparecerá-. Si lo que sientes es ansias de comer aún cuando ya hayas ingerido tus alimentos, lo más adecuado es respirar profundamente y, porteriormente, cuando ya hayas hecho tu digestión, hacer alguna sesión de relajación.

En conclusión: si experimentas ansias por comer descontroladas y no te satisface generalmente con la ingesta de alimentos, una alternativa es buscar ayuda profesional para comprender su situación y darse cuenta, posiblemente, que solo necesites un buen entrenamiento en relajación y conciencia de bienestar. Si tienes hambre por no haber comido, entonces da a tu cuerpo el alimento adecuado para que se mantenga en buen estado físico y éste no comience a padecer enfermedades producto de su desatención.

Ahora podrá diferenciar cuando es hambre del cuerpo y cuando es de la mente.

Dulce Salas.
Publicado en Revista Aqua Vita (Venezuela)

Login to post comments
© dulce salas-pereira